Con sede en Nueva York, Thousand Fell es una marca de calzado sostenible con dos años de existencia que tiene la misión de cerrar el círculo en la industria de los zapatos deportivos. La marca, que se describe a sí misma como “más allá de lo sostenible”, ha creado el primer zapato completamente reciclable del mundo, que está fabricado con residuos biodegradables y reciclados y materiales de origen vegetal.

Además, llevan sus esfuerzos circulares aún más lejos, la empresa ofrece tarjetas de regalo a los clientes que entregan sus zapatillas viejas, que luego se reacondicionan y se entregan a comunidades desfavorecidas, o se desmontan y reciclan en nuevos calzados.

Economía circular

Si bien la moda sostenible nunca ha sido la más popular, el segmento de los zapatos deportivos ecológicas se ha convertido en uno de los más reconocidos, desde los zapatos de cuero vegano de Pangaia hechos con pieles de uva recicladas hasta las zapatillas de tejido de bambú neutro en carbono fabricadas por Cariuma.

Motivados por cambiar la realidad derrochadora de la industria del calzado que ve que el 97% de cada par comprado termina en vertederos, Thousand Fell ha creado una línea de zapatillas que están hechas de materiales que pueden ser 100% reciclados. Algunos de los principales materiales de sus zapatos ya son reciclados o reciclados en origen, como los desechos plásticos y el caucho reciclado de un proveedor neto cero en emisiones, mientras que otros son completamente naturales y biodegradables, como el aloe vera, la cáscara de coco, la caña de azúcar y fibras de hoja de palma.

“Cada par combina un diseño cuidadoso con materiales modernos y de origen sostenible, lo que los hace duraderos, cómodos y reciclables. Nuestros productos están hechos para durar y fabricados para reciclar ”, explica la marca en su sitio web.

Durabilidad sostenible

El revestimiento de los zapatos es una resina de base biológica hecha de desechos de maíz, mientras que el aceite de ricino se usa para amortiguar la espuma y una barrera de cuarzo natural proporciona su calidad a prueba de manchas y resistente al agua. Todas estas características también significan que las zapatillas de Thousand Fells son súper duraderas, con una duración de más de 2.4 millones de pasos, para ser exactos.

Otro testimonio de su compromiso con la sostenibilidad es su programa de reciclaje, que acepta sus viejos pares de zapatos a cambio de una tarjeta de regalo de 20 dólares. Tomando zapatillas viejas, Thousand Fell las restaura y reacondiciona para dárselas a los necesitados en asociación con la organización sin fines de lucro Soles4Souls, o descompone los zapatos que son demasiado viejos para volver a usarlos en materiales que pueden reintroducirse en la cadena de suministro de moda.

De cara al futuro, la startup dice que están planeando encontrar formas para que sus clientes rastreen y vean dónde van sus zapatillas viejas y ofrecen total transparencia de sus operaciones circulares. “Nuestra misión es mostrarle a dónde van los materiales de sus zapatos deportivos, y estamos lanzando una plataforma para que pueda realizar un seguimiento de ese viaje”, dijo la marca.

Con las marcas independientes de calzado ecológico ganando mayor atención en los últimos años, ha quedado claro para los jugadores principales que también deben incorporar la circularidad en sus diseños para mantenerse en el juego. Los esfuerzos de marcas como Adidas, Reebok y Nike, por ejemplo, se han concentrado en crear sus propios diseños a base de plantas, veganos y reciclados en los últimos meses.

Fuente: https://www.greenqueen.com.hk, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here