402 views 0 comments

Panamá: Convertirán la basura en energía por medio de biodigestores en popular mercado capitalino

by on October 27, 2015
 

Share on Facebook8Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

El capitalino mercado de San Felipe Neri acoge el primer biodigestor elaborado entre las universidades Tecnológica de Panamá y la de Cataluña, con el objetivo de transformar los desechos orgánicos en biogas para cocinar.

La iniciativa, apoyada por la Alcaldía de esta ciudad, intenta convertirse en una solución amigable con el ambiente ante el gran volumen de basura que a diario generan los ciudadanos, y cuyo impacto podría causar problemas a la salud humana.

El problema de los desechos orgánicos

En los últimos años, los desechos sólidos resultan uno de los problemas que más afectan en Panamá, lo cual obligó a las autoridades a buscar alternativas para la recolección y utilización de los mismos.

Actualmente los desechos orgánicos conforman casi la mitad de los residuos que se generan en la urbe metropolitana, de ahí que produzcan gran parte de la contaminación, afirmó Alida Spadafora, quien lidera el programa denominado Basura Cero y los proyectos relacionados con éste en la Alcaldía. La basura, precisó, es la responsable de la elaboración de un residuo líquido contaminante llamado lixiviado, que va a parar a los ríos y puede contaminar hasta el agua de consumo humano.

De acuerdo con los especialistas, el proyecto piloto producirá gas a partir de las cuatro toneladas de material orgánico que genera a diario San Felipe Neri. No obstante, se prevé que ese biodigestor solo procese cerca de 40 libras de residuos, lo cual representa unos 300 kilowatts de energía mensual.

 photo biodigestor2.jpg

Un potencial que se estaba perdiendo

Según Spadafora, la cantidad de gas que producirá el experimento permitirá mantener un fogón de estufa encendido por 12 horas, al tiempo que no descartó la instalación de un biodigestor más grande, capaz de procesar in situ todo el volumen de basura que genera el mercado.

Desechos cárnicos, de alimentos, verduras, legumbres, frutas y hasta papel reciclable integran parte de la basura que antes iba a los vertederos, y que ahora alimenta al biodigestor para la producción de gas, a un costo aproximado de entre siete mil y 10 mil dólares.

 photo biodigestor3.jpg

Un digestor de desechos orgánicos o biodigestor es, en su forma más simple, un contenedor cerrado herméticamente e impermeable (llamado reactor), dentro del cual se deposita el material orgánico a fermentar en determinada cantidad de agua, proceso que produce gas metano y fertilizantes ricos en nitrógeno, fósforo y potasio.

Spadafora adelantó la posibilidad de instalar otros dos equipos de este tipo en igual número de mercados públicos de alimentos, pues “reciclar los residuos orgánicos evita la contaminación del medio ambiente”.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

Be the first to comment!
 
Leave a reply »

 

Leave a Response